Musofobia


Se define como un persistente, anormal y injustificado miedo a los ratones.

También se conoce como muridofobia, murofobia o surifobia. Quienes padecen esta condición experimentan terror y repulsión ante animales como las ratas y los ratones, aunque en algunos el miedo se extiende a todos los roedores en general (topos, hamsters, conejillos de indias, etc). Se trata de una clase específica de zoofobia (miedo a los animales). El miedo puede ser detonado incluso al ver una foto de estos animales o una imagen en televisión. Se trata con terapias de simulación en ambientes controlados (donde a través de una especie de videojuego o realidad virtual se confronta al fóbico con su miedo), o incluso con hipnosis.
Esta fobia, como un miedo irracional y desproporcionado, es diferente a la preocupación racional acerca de que las ratas y ratones contaminen provisiones de comida, que ha sido universal para todos los tiempos, lugares y culturas donde el grano almacenado pudo atraer a los roedores, que entonces consumen o contaminan la ración para la alimentación humana.
Un miedo fóbico y exagerado a las ratas y ratones ha sido tradicionalmente atribuido como una característica estereotipada de las mujeres, con numerosos libros, dibujos animados, programas de televisión y películas de la era pre-feminista retratando a mujeres histéricas gritando y saltando a lo alto de las sillas o las mesas al ver un ratón (por ejemplo, en las viejas caricaturas de Tom y Jerry). Más allá de los retratos estereotipados de género previos al siglo XXI, la musofobia en occidente ha sido siempre experimentada por ambos sexos.
En muchos casos el miedo a los ratones es una respuesta condicionada socialmente inducida, combinada con (y originada en) una respuesta sobresaltada (es decir, la respuesta a un estímulo inesperado), común en muchos animales, incluidos los seres humanos, más que un trastorno real. Al mismo tiempo, es común con las fobias específicas que el susto ocasional pueda llevar a desencadenar una ansiedad normal que requiera tratamiento. El miedo a los ratones puede ser tratado con cualquier tratamiento estándar para fobias específicas.
Hay una creencia popular muy común que dice que los elefantes temen a los ratones. La referencia más temprana a esta afirmación es probablemente la de Plinio el Viejo en su Naturales Historia, libro VIII: “De todas las otras criaturas vivientes, ellos [los elefantes] no pueden atenerse a un ratón o una rata”. Mientras que el programa MythBusters (Cazadores de mitos) de Discovery Channel ha provado el mito como plausible con los elefantes salvajes (sin poder confirmarlo ni derribarlo por completo), numerosos zoológicos y zoólogos han demostrado que se puede condicionar a los elefantes a no reaccionar. De cualquier manera, el mito de la musofobia elefantina permanece como base de numerosos chistes y metáforas.




Comentarios:

 




Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.